Toledo en la mano, aparejos del Siglo XII

Jose María Gutiérrez Arias

Si recuerdan, en nuestra última entrada del Blog Adarve, iniciamos la elaboración de un manual de lectura de paramentos para edificios del casco histórico de Toledo. En esta nueva entrada les queremos mostrar la configuración de un aparejo de mampostería y ladrillo perteneciente a la torre de la Iglesia de Santa Leocadia, fechada, según las fuentes históricas, en el siglo XII. Los muros que la conforman son muy potentes, ejecutados mayoritariamente con buenos mampuestos de granito rojo, material de notable resistencia, fácil localización en el entorno de la ciudad y muy habitual en algunas torres de la ciudad.

El aparejo de esta torre es muy interesante y constituye una buena lección de arquitectura, esta atalaya nos ayuda a entender que la apariencia actual de los muros de nuestra ciudad ha sufrido numerosos cambios. En la mayoría de los casos, con contadas excepciones, el acabado que hoy vemos en los edificios no es el diseñado originalmente. Y es fácil adivinar el motivo, al igual que nos sucede a nosotros, que no tenemos la misma cara que cuando éramos niños, el paso del tiempo desgasta y modifica la superficie exterior de los edificios. En la torre de Santa Leocadia, en la parte inferior de su cara oeste, podemos encontrar una pequeña referencia de como era el acabado original de sus fachadas. En esta zona, que estuvo protegida en tiempos por un soportal delantero añadido a la iglesia, se conserva en bastante buen estado un encintado de cal decorado con pequeños “botones” negros rodeando las piedras y ladrillos del muro. Si nos fijamos detenidamente quizás incluso apreciaremos que las mismas piedras parecen tener una veladura de cal, ¿estarían revocadas en su origen?

Esto nos hace reflexionar que en el estudio de los edificios no se puede dar nada por sentado, la prudencia debe ser nuestra principal compañera de viaje, analizar despacio las soluciones constructivas, mirar cerca pero también en el entorno, todos los elementos constructivos están en consonancia con otros, … finalmente consultar la opinión de nuestros maestros nos ayudará a acercarnos al objetivo de conocer mejor cada día nuestra ciudad.

2 comentarios
  1. Rosalina Aguado
    Rosalina Aguado Dice:

    Estupendo artículo y muy didáctico. Lo voy a mostrar en clase a los de 1º de bachillerato en la Escuela de Artes.
    Un saludo.

  2. Jose María Gutiérrez Arias
    Jose María Gutiérrez Arias Dice:

    Muchas gracias por el comentario Rosalina, espero que le guste a tus alumnos. Si algún día quieres que hagamos una clase en la calle desde el Consorcio estamos a vuestra disposición.
    Un saludo.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.