.

Criterios constructivos

.

01_Criterios constructivos generales

.

ANTES DE COMENZAR LA OBRA

• Todos los trabajos deben tener las autorizaciones legalmente exigibles antes del comienzo de la obra: licencia municipal, autorizaciones de Patrimonio, visados de restauración, etc.

• Estudio y diagnóstico del estado inicial del edificio o de la vivienda. Debemos conocer la realidad del estado de nuestro inmueble. En algunos casos puede ser necesaria la realización de catas (en todos los casos bajo supervisión arqueológica y con licencia municipal de obras).

• Objetivos de la intervención. Estudio de las prioridades del inmueble, se debe actuar primero sobre aquellas partes del edificio que se consideran principales: cubiertas, fachadas, estructura y cimentación, interviniendo en ellas en función de su estado de conservación y atendiendo a los recursos económicos disponibles.

• Estudio de la problemática de los usuarios del inmueble (en los casos de edificios residenciales colectivos), en especial cuando pertenezcan a la tercera edad o a sectores socialmente deprimidos.

• Estudio de las posibilidades de mejora de la habitabilidad del inmueble. Mejora de ventilación de las estancias, mejora de la accesibilidad, mejora de la distribución.

• Estudio de las instalaciones generales del edificio. Renovación de acometidas obsoletas, adecuación a normativa actual, ocultación y protección de las instalaciones  exteriores.

• Estudio de la envolvente del edificio. Además de la estanqueidad de las fachadas es muy importante el aislamiento térmico, mejorando la eficiencia energética del inmueble.

.

DURANTE LA EJECUCIÓN DE LA OBRA

• Tender prioritariamente a conseguir el binomio Mínima intervención necesaria + Máxima conservación. Se recomienda intentar conservar todos los elementos estables y en disposición de uso, «arquitectónicamente» hablando, que puedan aparecer durante el proceso de rehabilitación, tales como forjados de madera, muros entramados, tapiales, muros de mampostería, etc. La permanencia de estos elementos reduce el coste final de la rehabilitación. Reutilización de materiales.

• Tecnologías secas. La humedad y el agua son grandes enemigos en los edificios antiguos ya que afectan a los materiales (madera, piedra, etc). Durante la fase de obra, reducir la afección del agua en la medida de lo posible.

• Tecnologías ligeras. La utilización de tecnologías ligeras contribuye a eliminar sobrecargas en el edificio. Se recomienda el uso de tabiquerías de cartón-yeso cuando existen estructuras de madera antiguas, y la utilización de áridos aligerados para la ejecución de capas de compresión y rellenos.

• Tecnologías y materiales tradicionales. La utilización de tecnologías y materiales tradicionales garantiza un mejor resultado ya que estos trabajan de forma similar a los elementos existentes, evitando futuras patologías imprevistas en el inmueble.

• Evitar el uso de materiales lesivos para el bien. Existen materiales que son considerados incompatibles entre sí y no se deben usar conjuntamente. Por ejemplo, el cemento Portland utilizado en fábricas de piedra en condiciones de humedad funciona mal, ya que contribuye a la formación de sales y a la disgregación del material.

• Limpieza y seguridad en la obra. El orden es fundamental para proteger a las personas y al inmueble, y evitar accidentes tanto materiales como personales. En particular, debe tenerse especial cuidado ante el fuego en el Casco Histórico debido a la existencia de gran número de edificios con estructura de madera (trabajos de soldadura en refuerzos metálicos).

• Empleo de profesionales cualificados. Desde el maestro de obras a los  técnicos, además de tener capacitación profesional y habilitación legal suficiente, es recomendable un mínimo de experiencia en obras de rehabilitación.

• Empleo de tratamientos preventivos.  Tratamiento de protección anti xilófagos en la madera, por ejemplo.

• Imprescindible la supervisión  arqueológica durante la ejecución de la obra. En casos de obra menor ésta será realizada por el Servicio de Asistencia Arqueológica del Ayuntamiento de Toledo. En los casos de obra mayor, el promotor deberá contratar a un arqueólogo.

• Protección y consolidación de los elementos con especial interés patrimonial (yeserías, artesonados, etc.) y posterior restauración por especialistas restauradores.

.

02_Criterios constructivos específicos

.

Para poder intervenir en un edificio es necesario conocer su nivel de protección patrimonial y las características constructivas que se exigen en la ciudad histórica. Es posible consultar si su edificio está protegido por el Plan Especial del Casco Histórico (PECHT) y su nivel de catalogación en el siguiente enlace: Planos de PECHT (ver plano H.2.3) o en el botón inferior “Edificios con valor patrimonial”. Igualmente se puede consultar en el siguiente enlace los últimos cambios realizados en el catálogo hasta el año 2011: Cambios Catalogación. Si necesita consultar el Plan Especial del Casco Histórico puede acceder a este documento en el apartado de Normativa

.

Recomendaciones de actuación según los Caracteres constructivos del PECHT

Cimentaciones

Estructuras

Fachadas

Cubiertas

Instalaciones

Logo Consorcio de Toledo

CONSORCIO DE LA CIUDAD DE TOLEDO
Plaza Santo Domingo el Antiguo, 4. Toledo
Teléfono: 925 28 42 89
L-V: 9:00 a 14:00

CENTRO DE GESTIÓN DE RECURSOS CULTURALES
Plaza Amador de los Ríos, Toledo
Teléfono: 925 25 30 80
M-S: 9:00 a 14:00, 16:00 a 20:00
D: 9:00 a 14:00

Logo del Consorcio de Toledo

Política de privacidad · Política de Cookies · Aviso legal · Declaración de Accesibilidad · Mapa de la Web · Contacto · Feed RSS

Consorcio de Toledo © 2019. Todos los derechos reservados. Diseño y Desarrollo Web Toledo