Los murales de Abdón (III)

Jose María Gutiérrez Arias

Recientemente hemos tenido noticias relativas a las pinturas murales descubiertas el año pasado en una vivienda de la Plaza de Abdón de Paz, pinturas de las que ya dimos cuenta en dos entradas anteriores (I) (II). Los autores del blog Norogaca, Juan Carlos y Alejandra, nos hacen llegar la información de la fuente de inspiración de esas pinturas. Como podéis apreciar en las fotos adjuntas abajo, el mural principal coincide casi exactamente con un pequeño grabado de apenas 9,7 x 5,9 cm realizado en 1540 por Sebald Beham, artista e impresor alemán que vivió entre 1500 y 1550. El grabado se conserva en un museo de la ciudad de Providence, en los EEUU, el RISD Museum.

“El retorno del hijo pródigo” Sebald Beham (1540). RISD Museum, Providence. EEUU.

Agradecemos a Juan Carlos y Alejandra su generosidad para compartir esta valiosa información, y al propietario de la vivienda D. Isabelo Galán por actuar como mensajero de tan buenas noticias y ponernos en contacto con ellos. Os adjuntamos igualmente un pequeño vídeo, editado por “La Peña Pobre”, en el que Juan Carlos nos cuenta algunos detalles muy curiosos de la vivienda y de los elementos descubiertos.

.

3 comentarios
  1. Francisco Javier Rojas Asensio
    Francisco Javier Rojas Asensio Dice:

    Me uno a los agradecimientos….
    Un saludo.

  2. Juan Carlos
    Juan Carlos Dice:

    Me alegra mucho poder ver esta entrada en el blog del consorcio y sentirme partícipe de ella en alguna medida. Gracias por los agradecimientos, valga la redundancia, y estamos encantados de poder aportar algo positivo, en la medida en la que se pueda, a esta privilegiada ciudad. Tras algunas pistas que nos pusieron en el camino para encontrar información acerca de este bonito mural, nos pusimos manos a la obra.

    Alejandra Rodriguez Campos, experta documentalista, bibliotecaria, archivera, y actual estudiante de historia del arte, junto con su amigo Ramón Vega Piniella, doctor en historia del arte con especialidades en arte asiático y coleccionismo, realizaron un nuevo descubrimiento para esta ciudad. Las pinturas eran casi idénticas a un grabado llamado “El retorno del hijo pródigo” de Sebald Beham (1540), que se puede encontrar en el RISD Museum, de Providence, u otras copias digitales en el MET Museum, de Nueva York, o la National Gallery of Victoria, en Melbourne.

    Había algunas diferencias apreciables, pero sin lugar a dudas, esa era la fuente de inspiración del mismo. Al parecer, el autor de este grabado, Sebald Beham, era un sucesor directo de Alberto Durero, al que admiraba. Algunos estudios apuntan que su afan era demostrar que había superado al maestro, y algunas de sus obras fueron consideradas copias del mismo.

    Este autor fue incluido dentro del grupo conocido como “pequeños maestros”, debido al reducido tamaño de sus obras (De unos 6 x 10 cm aproximadamente). Esta en concreto, es la última de las cuatro que forman la serie dedicada a la parábola del hijo pródigo. La que más inspiración encontró en Durero, sin lugar a dudas, fue la de “El híjo pródigo entre los cerdos”, que presenta la escena en la que vive junto a estos animales como si fuera un mendigo.

    No sabemos cómo, ni por qué, llegaron hasta esta casa esas pinturas, pero es uno de los secretos que esconde Toledo. Quién es el autor de esta obra, es todavía desconocido, pero podemos decir que no hemos encontrado donde fué exiliado Sebald Beham. A parte de grabados, también pinto murales en paredes e incluso una mesa que se conozca ¿Puede que sea una pintura original? ¿O es el resultado del minucioso trabajo de uno de sus muchos admiradores?

    Dejo estas preguntas en el aire por si alguien encuentra alguna pista más certera.

  3. Jose María
    Jose María Dice:

    Fantástico Juan Carlos. Gracias de nuevo por vuestra aportación.
    Un abrazo

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *