La portada perdida

Jose María Gutiérrez Arias

Hace ya tiempo, los creadores del Blog Hombre de Palo, nos ofrecieron a los técnicos del Consorcio la posibilidad de escribir algún artículo en su plataforma digital. Allí, después de darle no pocas vueltas al tema, y con el deseo de seguir promocionando el conocimiento sobre el patrimonio de nuestra ciudad, me animé a escribir sobre una fotografía antigua de Toledo, una imagen del Callejón de Naranjos fotografiada en 1875 por el afamado fotógrafo Casiano Alguacil. No quisiera repetirme en la historia ya escrita, titulada la “La portada perdida”, solamente indicar, a modo de introducción de esta breve entrada, que dicho artículo era una pequeña reclamación, una llamada, sobre la pérdida de una vieja portada de piedra desaparecida de la fachada de una casa del citado callejón.

Dos días después de la publicación de la entrada en el Blog Hombre de Palo, a finales de junio de 2015, recibí, sorprendentemente, la noticia de la ubicación actual de “la portada perdida” gracias a D. Eduardo Sánchez Butragueño, autor del blog “Toledo Olvidado”, y a D. Gregorio Marañón y su mujer Dña. Pilar Solís, propietarios del Cigarral de Menores. Revisando fotografías de la magnífica publicación de unos de los libros de la saga “Toledo Olvidado”, Dña. Pilar reconoció en la fotografía de Casiano Alguacil la portada que había visto muchas veces en el jardín del Cigarral de Menores. Ésta permaneció desde los años 50 del siglo pasado desmontada y olvidada en un rincón del jardín, sin que se supiese de dónde había venido y su ubicación original, hasta que diversas obras de rehabilitación realizadas en el Cigarral a principios de este siglo permitieron recuperar esta fantástica portada gótica. La portada se instaló en el acceso principal de la parte ajardinada del entorno cercano del Cigarral, donde permanece actualmente.

La portada no se montó íntegra, el dintel original con su escudo heráldico de bandas onduladas quedó aparte y se sustituyó por uno nuevo con las armas actuales de los propietarios del cigarral. Tras diversas gestiones, y coincidiendo en el tiempo con la reciente rehabilitación del edificio del Callejón de Naranjos, la Fundación del Cigarral de Menores, a propuesta de D. Gregorio Marañón, cedió de forma gratuita el dintel original de la portada a los propietarios actuales de la casa de los Naranjos con el objeto de instalarlo en su ubicación original.

Hoy queremos mostrarles el dintel ya instalado de nuevo en el Callejón de Naranjos gracias también a las ayudas del Consorcio de Toledo. Es cierto que lo deseable sería ver el conjunto íntegro y la puerta no convertida en ventana, no obstante creo que el resultado final es positivo, sobre todo cuando echo la vista atrás y recuerdo “la portada perdida”. La vieja portada no está ya perdida, su parte más emblemática, la que ha ayudado a localizarla, está en su ubicación original, el resto permanece protegido y es parte constituyente de un Bien de Interés Cultural. La magia de la fotografía histórica ha hecho posible este milagro y Toledo recupera gracias a ello una parte de su historia perdida.

.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *