El caballero de yeso

Jose María Gutiérrez Arias

… “El pequeño Diego permanece quieto en un rincón del corredor alto del patio. Está enfadado, una pequeña lágrima cae abajo por su colorada mejilla mientras repasa mentalmente la regañina de su padre. Sabe que es un poco trasto y en cierto modo entiende el castigo. ¡ No te muevas de aquí hasta que yo te diga ! …, le ha dicho sulfurado el “pater familias”. A través de la balaustrada torneada ve que está solo , en la caja del patio no se oye ningún ruido. Lleva ya diez minutos de pie tieso como un palo, el aburrimiento le hace plantar sus posaderas sobre el solado de espiguilla del corredor, allí en el rincón pasea su mirada en lo cercano, alrededor, sobre el pavimento arrimada a la pared hay una pequeña tachuela forjada a mano, de esas que utilizan los yesaires para clavar en los entramados de madera y enredar la tomiza antes de aplicar los guarnecidos de yeso. Seguro que se les ha caído a los albañiles, piensa para si, ayer estuvieron tabicando el corredor de más arriba. Con ella en la mano lo primero que hace es probar su punta …, ¡ sopletas ! – dice el mozo tras plantar la punta del dedo sobre el aguijón forjado -. El pico de la estaquilla de hierro está nuevo, recién sacado de la forja y la punta de la pirámide es muy aguda.

El caballero de yeso

Grafiti de unos 4 cms. aparecido bajo los viejos guarnecidos de yeso de una vivienda del inmueble sito en el Callejón de Juan Guas nº 4. Siglo XVII

Vuela la tachuela de una mano a otra, y tras pensarlo un poco … Diego prueba su pequeña daga sobre el enlucido de la pared. Sabe que no debe hacer otra picia y si le pillan le van a dar una buena tunda, pero un arañazo sobre la pared puede pasar fácilmente inadvertido. Además ha visto estos días pasados a los albañiles marcar los viejos revestimientos antes de dar la nueva capa de yeso. La semana que viene tabicaran y guarnecerán el corredor donde se encuentra ahora. Ya no lo piensa más. Allí en el rincón Diego sueña con ser caballero y sobre el yeso moreno deja con habilidad recuerdo de ello …”

Jose María Gutiérrez Arias

P1510180plus

1 comentario
  1. Virginia
    Virginia Dice:

    Un cuento fantástico, además conozco en persona la casa de Diego y su obra del caballero. : )

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo Consorcio de Toledo

CONSORCIO DE LA CIUDAD DE TOLEDO
Plaza Santo Domingo el Antiguo, 4. Toledo
Teléfono: 925 28 42 89
L-V: 9:00 a 14:00

CENTRO DE GESTIÓN DE RECURSOS CULTURALES
Plaza Amador de los Ríos, Toledo
Teléfono: 925 25 30 80
M-S: 9:00 a 14:00, 16:00 a 20:00
D: 9:00 a 14:00

Logo del Consorcio de Toledo

Política de privacidad · Política de Cookies · Aviso legal · Declaración de Accesibilidad · Mapa de la Web · Contacto · Feed RSS

Consorcio de Toledo © 2019. Todos los derechos reservados. Diseño y Desarrollo Web Toledo